Venganza de madre

De la agudeza intelectual y el sarcasmo mediático del escritor francés Michel Houellebecq, no se ha salvado ni su madre. A ella, tanto en el universo de la ficción (*) como en la realidad, la ha presentado desde siempre como “una momia hippie”. Insensible y superficial. Ante semejantes calificativos, era de suponer que en algún momento la octogenaria, Lucie Ceccaldi, rebatiría una a una las opiniones y juicios del escritor. Sin embargo, por un largo periodo, prefirió el “silencio”. Intentado (probablemente) disminuir la tensión; pero, no fue así. El drama familiar siguió más vivo que nunca. Y, según parece, no va  a terminar. Menos ahora que Ceccaldi publicará en unos días el libro titulado L’Innocent (El Inocente), donde expondrá la versión de su vida y su hijo. Si es cierta la frase popular que dice: de tal palo tal astilla . Entonces, agárrate Houellebecq.

(*)  En el libro Las Partículas Elementales el autor construye un personaje llamado Janine Ceccaldi, en una clara alusión a su madre. Ahí la retrata como una mujer egoísta que evade sus responsabilidades en busca de su libertad personal. Esta novela, además, es una crítica a las secuelas producidas por mayo del 68 y el hippismo.

[Enlaces]
“A mi hijo, que le den, pero que no me meta en chismes”
Del ‘no hay futuro’ al cinismo radical